Menu

Una de las plantas de energía solar más grandes del mundo ya opera en Israel

La nueva planta productora de energía de origen termosolar en Ashalim, en el desierto del Negev, ya comenzó a operar comercialmente y fue inaugurada, de manera oficial, con la presencia del ministro de Energía de Israel, Yuval Steinitz.

Se trata de una planta capaz de proveer de electricidad a más de 70.000 viviendas a través de la red nacional y que cubre 988 acres de terreno, una superficie comparable a la que ocupa la ciudad de Petaj Tikva, destacaron los responsables de la empresa que la controla, Shikun & Binui Holdings.

En los últimos meses, la planta comenzó a generar electricidad y ahora está suministrando energía renovable a la red eléctrica nacional. La planta está contribuyendo «significativamente a la implementación de políticas gubernamentales, así como a los objetivos relacionados con la generación de electricidad a partir de energía renovable», se afirmó en un comunicado.

Hablando durante la inauguración de la planta de Ashalim, Steinitz dijo que, desde su posición en el gobierno, «he utilizado todos los medios posibles para aumentar el alcance de la producción de energía renovable, y al hacerlo, espero cumplir con la meta del gobierno del 10% para fines del 2020».

«Creo que junto con el gas natural, la energía renovable es de suma importancia para reducir la contaminación del aire en beneficio de la salud de todos nosotros, y esta política se refleja en el plan que estamos liderando para detener la dependencia de Israel de los combustibles contaminantes», afirmó el ministro.

Como parte de este plan, la planta de Ashalim está compuesta por unos 16.000 canales parabólicos y aproximadamente medio millón de espejos cóncavos que convierten la energía solar en vapor que luego se utiliza para generar electricidad.

Cientos de trabajadores, subconstructores y proveedores, la mayoría de ellos residentes del sur de Israel y la región del Negev, participaron en la construcción de la planta, se informó.

«Estamos orgullosos de ser parte de la planta de energía renovable y de proporcionar electricidad verde al estado de Israel», dijo -en ese sentido- el jefe del Consejo Regional de Ramat Negev, Eran Doron.

La planta termosolar «contribuye a la región, tanto al suministrar electricidad limpia y no contaminante como al proporcionar empleos a los residentes» locales, completó.

Se estima que la planta será capaz de producir hasta 440GWh de electricidad por año.

Fuente: Unidos por Israel

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad

error: ¿Preguntas info@altar7.com?