Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Startup israelí ofrece inclusión para las personas con discapacidad del habla

Discapacidad

Voiceitt, una empresa emergente con sede en Israel que produce y desarrolla aplicaciones que traducen discursos ininteligibles o atípicos en tiempo real, ha recaudado $ 10 millones en una ronda de financiación de la Serie A.

Una compañía de cartera de Amazon Alexa Fund, la tecnología de Voiceitt permite a las personas con impedimentos graves del habla comunicarse a través del habla.

La startup de 25 personas ya se ha asociado con el estado de Tennessee, cuyo Departamento de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo participó en un piloto de la aplicación Voiceitt.

El comisionado del DIDD, Brad Turner, citó “resultados impactantes para las personas con discapacidades intelectuales” y dijo que el departamento esperaba brindar más oportunidades a las personas “utilizando esta tecnología como un puente para la comunicación con sus seres queridos, amigos, colegas y comunidades”.

Danny Weissberg, CEO y cofundador de Voiceitt, dijo después de que se cerró la ronda de financiación que “Voiceitt ofrece una nueva dimensión de independencia y calidad de vida para las personas con discapacidades del habla y motrices, y una herramienta convincente para quienes los cuidan. Nuestra tecnología ayuda con esto y mucho más».

“Con el impacto de la pandemia de COVID-19, nuestros objetivos no son solo apoyar la comunicación al paciente, sino también ayudar a los profesionales de la salud”, dijo Weissberg.

Sara A. Smolley, vicepresidenta ejecutiva y cofundadora, dijo que la visión a largo plazo de la compañía es “integrar el reconocimiento de voz personalizable de Voiceitt con las principales tecnologías de voz para permitir el control ambiental a través de un sistema de voz universalmente accesible”.

El trabajo de la compañía ha llamado la atención del Instituto Tecnológico Technion-Israel, con el brazo de inversión de Technion, AMIT Ltd., respaldando su aplicación.

“La tecnología de Voiceitt genera un valor social significativo y crea oportunidades reales para las personas con discapacidades del habla al otorgarles las dos cualidades más importantes de la vida humana: comunicación e independencia”, dijo AMIT.

Fuente: Unidos por Israel