Menu

Señales de madurez e inmadurez espiritual

El resultado de una vida comprometida con Dios, es que podamos ser cristianos maduros, pero para lograrlo tienen que pasar varios años de preparación, experiencias, estudio de la Palabra, intimidad con el Señor y pruebas de fe. Se trata de un resultado gradual que depende también de la obediencia a Cristo y también de la sujeción y respeto a ese mentor o líder que está allí para guiarnos.

Madurez espiritual

·Ser fructífero en nuestro servicio a Dios

·Una actitud humilde y voluntad de servir a los demás

·Nivel de excelencia en nuestra vida en términos generales

· Una relación cercana con Jesús

·El fruto del Espíritu manifestado en nuestras vidas

·Un caminar estable, consecuente y santo ante Dios

·Un conocimiento sólido en la Palabra y un discernimiento dado por él.

Inmadurez espiritual

·Tardo en oír. Discípulos que no quieren ser movidos por el Espíritu

·Sin responsabilidad. No asumen ningún lugar en el reino

·Sin participación. Son personas que no se comprometen en servirle a Dios y se mantienen alejados de las actividades de la iglesia

·Sin discernimiento. No reconocen entre lo bueno y lo malo

·Sin estabilidad, es decir personas que se derriban con cualquier situación

Cada persona es el resultado de la intimidad con el Señor, de un día a día de oración, de ayuno y adoración, de una dedicación de estudiar la Palabra y de congregarse para recibir el mensaje de Dios.

Por Andreina Fersaca

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad

error: ¿Preguntas info@altar7.com?