Menu

¿Qué es lo que causa verdadera alegría?

Existen muchas teorías diferentes sobre lo que hace feliz, incluso personas especialistas que trabajan para alentar a las personas a ser felices, utilizando una canción, un curso de psicología, libros de autoayuda, y otras estrategias.

Pero lo que realmente nos da una alegría duradera, parte del fruto del Espíritu, como lo dice Gálatas 5:22 “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe”, Es parte de la promesa de la vida cristiana llena del Espíritu. ¿Cómo podemos encontrar ese tipo de felicidad, también conocida como alegría real?

En el Salmo 126:2 dice Entonces nuestra boca se llenó de risa, y nuestra lengua de gritos de alegría; entonces dijeron entre las naciones: Grandes cosas ha hecho el SEÑOR con ellos. Lo que le dio al salmista esta alegría es que el Señor hizo grande cosas, en ese momento Él restauró la fortuna de Sión. La alegría para el cristiano proviene de la experiencia de la restauración de Dios de su pueblo.

La oración es también fundamental, porque Dios escucha nuestro clamor y nuestras peticiones. El gozo proviene de Dios y Él puede restaurar lo que le pidas en la intimidad. Tal vez muchos tienen tiempo en depresión y tristeza por alguna situación, pero el Salmo Salmos 126:5 dice “Los que siembran con lágrimas, segarán con gritos de júbilo”. Un estado de ánimo que Dios preparara para una cosecha de gozo. El sufrimiento produce carácter de perseverancia, esperanza.

Sin importar las circunstancias

La alegría es muy diferente a la felicidad porque es algo que podemos tener cuando las cosas no van tan bien en la vida. La palabra “alegría” simplemente significa estar contento. Demasiadas cosas en la vida nos roban la actitud feliz. Podría ser alguien que le trate de una manera cruel o cualquier tipo de sufrimiento en su vida. ¿Qué pasaría si usted pierde su trabajo o se cayera y se lastimara? Hay muchas maneras de perder la perspectiva de felicidad, ya que ésto, está relacionado directamente con nuestras circunstancias. Si las circunstancias son buenas, entonces probablemente usted estará feliz. Pero la alegría es algo que Dios nos da incluso cuando las cosas no están yendo bien.

La alegría está en saber que no importa lo que nos suceda, nuestro Padre celestial está en control de nuestra vida y que tenemos vida eterna. Hebreos 12:2 dice: “Debido al gozo que le esperaba, Jesús soportó la cruz, sin importarle la vergüenza que esta representaba.” Jesús nunca perdió Su alegría porque Él sabía que Su Padre controlaba todo lo que le estaba sucediendo, y que cuando Su sufrimiento acabara, Su Padre sería honrado por lo que Él estaba haciendo.

Por Andreina Fersaca

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad

error: ¿Preguntas info@altar7.com?