Madres: 5 cualidades que las hacen únicas

Madre

Ser madre es un regalo de Dios Salmo 127: 3-5 que conlleva una gran responsabilidad y un gran desafío. La figura materna tiene una influencia directa en sus hijos y esposo. Ella representa el alma de la casa, por eso cuando se celebra el día de las madres es una fecha muy importante, en este día los comercios venden grandes cantidades de detalles y obsequios. Después de la navidad, el día de las madres es el día que se celebra con más emoción y alegría.

MadreCada madre es única y cada una puede ser descrita de diferentes maneras según su belleza, su profesión, los logros obtenidos, entre otros. Sin embargo, la cualidad más importante de una madre es estar consagrada a Dios. Esto no quiere decir que sea perfecta, sino que esta cualidad sirve de modelo para sus hijos y para su familia.

Aunque no es fácil resumir 5 cualidades que hacen a una madre única, aquí te mencionamos las siguientes:

1.-Amor: El amor de una madre es único. Su amor no depende del comportamiento de sus hijos o esposo, sino que lo da sin reservas. Su amor es un ejemplo para sus hijos. Es transparente, genuino, carente de egoísmo y ambiciones propias. Por amor a sus hijos, una madre es capaz de desafiar sus propias fuerzas y capacidades, su amor la fortalece a pesar de las dificultades que pueda enfrentar.

2.-Paciencia: Uno de los mayores ejemplos de paciencia es la de una madre con sus hijos. Solo una madre es capaz de ser paciente ante las situaciones más ineludibles y fuertes de la vida. Es paciente para enseñar valores con la finalidad de hacer de sus hijos personas íntegras y valerosas, labor que realizará durante años, así sus hijos sean mayores.

3.-Responsabilidad: Las madres tienen un único e importante papel en la vida de sus hijos. Una madre vela por el bienestar de su hogar de cualquier manera, cumple sus deberes y los reconoce. Sabe que su responsabilidad es amar, cuidar, proteger, instruir, disciplinar, enseñar, educar de forma consistente, amorosa y firme (Efesios 6:4; Proverbios 13:24, 19:18).

4.-Perseverante: Una madre no se rinde fácilmente, cuando necesita conseguir algo para sus hijos, sabe lo que debe hacer y continúa hasta encontrarlo. No espera que otra persona lo haga sino que buscar los medios para completar la tarea. La perseverancia se aplica tanto en el trabajo como en sus relaciones interpersonales y demuestra su amor incluso cuando las cosas no salen como ella desea.

5.-Fortaleza: La fortaleza de una madre es admirable. Por ejemplo, la madre de un recién nacido es un ejemplo de fortaleza. Sin importar cuántas veces tenga que levantarse de madrugada para alimentar a su hijo, lo hace. O cuando llega cansada del trabajo y tiene que ayudar a sus hijos con las tareas del colegio y prepararlos para dormir.

Sabemos que la maternidad no es fácil y tal vez a alguna le cueste desarrollar una de estas cualidades; sin embargo, una madre se esfuerza diariamente por ser la mejor para sus hijos. La palabra de Dios nos da instrucciones para ser mejor madre y mejor esposa, solo allí puedes encontrar la mejor guía para disciplinar y amar a tus hijos con la ayuda y gracia del Señor.

Por Rossmary Valladares

http://www.instagram.com/altar7

 

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad