Menu

Identifica si tienes falta de perdón en tu corazón y decide ser libre

Es vital proteger nuestro corazón de las batallas emocionales, ofensas, rechazo y todo aquello que pudiera atentar contra la salud espiritual y emocional de nuestro corazón; es tan importante que tenemos una norma que proviene de Dios en Proverbios 4:23 “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida”.  De todo lo que guardes, lo valioso, atesorado; guarda, cuida y protege la fuente de creatividad, que genera vida; te garantizará la plenitud en tu vivir día a día, evitando así que sean las emociones las que alteren tu destino.

Cuando somos victimas de la ofensa; sino tenemos el corazón blindado; automáticamente viene la contaminación generando destrucción, rompemos nuestra relación cotidiana con Dios y además con nuestro núcleo familiar.

La falta de Perdón tiene consecuencias a nivel espiritual, emocional y física.  Cuando no perdonamos se corta toda comunicación con la verdad, emocionalmente te sientes culpable, triste, solo, angustiado y hasta enfermo físicamente. Además trae remordimiento, resentimiento, falta de paz, opresión, deseos de venganza, obstinación y la amargura.

Solo un corazón transparente, guardado y gobernado por el Dios puede entregar en la cruz toda ofensa para recibir la incomparable capacidad de libertad que genera un poder mayor aún, como lo es perdonar a nuestros ofensores.

¿Cómo saber si tenemos falta de perdón?:

  • Tener frecuentemente pensamientos de venganza en la mente (corazón)
  • Alegrarse cuando algo malo le sucede a nuestro ofensor.
  • Siente dolor al recordar la causa de la ofensa.
  • Desvalorizar totalmente a su ofensor.
  • Tener síntomas fisiológicos al recordar o ver al ofensor.

¿Cómo perdonar?:

  • Es una decisión, se trata de alinearse con Dios. (Mateo  18:35)
  • Haz una lista de personas y cosas que te han herido durante tu vida.
  • Arrepiéntete por albergar rencor en tu corazón y hacer juicio.
  • Expresa el perdón de forma verbal. (Santiago 5:16)
  • Renuncia a mantener dentro de ti el resentimiento, amargura, odio y falta de perdón.

Por Andreina Fersaca

Altar7.com

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad

error: ¿Preguntas info@altar7.com?