Menu

En Estados Unidos cristianos se unen para orar por la vida

Vestidos de negro y con un corazón arrepentido, cientos de cristianos asistieron a Richmon, en Virginia, Estados Unidos con el propósito de reflexionar ante la situación de los abortos que han estado ocurriendo en esta nación y en el mundo. Según los asistentes al llamado “Día de Luto”, no se trató de una protesta en contra de esta acción, sino de un momento de pedir perdón por guardar silencio.

Una de las organizadoras del encuentro fue Elizabeth Johnston, líder cristiana, luchadora social y conocida como “mamá activista”, tomó la iniciativa de hacer la convocatoria masiva para reaccionar en contra del aborto. “Hoy no es un mitín, una recaudación de fondos, una protesta o una reunión política; hoy es de Dios. Hay muchas maneras en que el pueblo de Dios puede hacer una diferencia en el tema del aborto. Podríamos ser políticamente activos, podríamos estar en las clínicas de aborto, orando y ofreciendo ayuda a estas mujeres que se sienten muy solas a menudo”, dijo.

Uno de los puntos que prevaleció en el “Día de Luto” fue la pasividad de las iglesias ante el tema del aborto, por esta razón unidos en oración pidieron perdón a Dios por guardar silencio. “Algo está mal en nuestros corazones cuando nos conducimos frente a estas clínicas de aborto todos los días y continuamos en silencia sin hacer nada. Demasiadas congregaciones en los Estados Unidos han estado al margen y no están involucradas en este importante asunto de la vida y la muerte”, dijo Johnston.

Decisiones negativas

Al evento también asistieron profesionales de la medicina, quienes en su intervención aprovecharon la oportunidad para rechazar la reacción de varios médicos ante el tema del aborto, pero sobretodo cuestionaron la decisión de muchos de practicar este crimen. En unión oraron por estos casos y pidieron perdón por la mala praxis. “Los médicos hacen un juramento de no dañar a los niños y el aborto es una violación de ese juramento. Y por eso, nos complació mucho tener a muchos de la comunidad médica en el escenario y fue un gran momento de luto y reconectarse con Dios y hacer que nuestros corazones estén bien con nuestro Padre Celestial”.

En unanimidad coordinaron continuar orando y estar más activos para defender la vida, prometieron ante Dios no silenciar lo que está ocurriendo en Estados Unidos y ayudar a muchas mujeres que en medio de un desespero toman la decisión equivocada.

Por Andreina Fersaca

 

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad

error: ¿Preguntas info@altar7.com?