¿Dónde está la Betsaida bíblica en la que donde Jesús caminó sobre el agua?

Betsaida

La ubicación de la antigua ciudad de Betsaida se ha perdido en la historia de los tiempos. El profesor Rami Arav propone un candidato plausible del lugar en el que Jesús realizó milagros, según el Nuevo Testamento.

¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si los milagros que se hicieron en vosotras se hubieran hecho en Tiro y en Sidón, hace tiempo que se hubieran arrepentido en cilicio y ceniza.” Mateo 11:22, citando a Jesús.

Se dice que Jesús realizó muchos milagros en Betsaida y que se que se sentía muy molesto cuando la gente del pueblo no mostraba arrepentimiento tras haberlos presenciado o vivido, según las Escrituras.

El pueblo se menciona varias veces en el Nuevo Testamento, como la ciudad natal de los discípulos de Jesús, Felipe, Andrés y Pedro; también como el lugar donde se dice que Jesús caminó sobre el agua, curó a un ciego (Marcos 8: 22-25) y alimentó a 5,000 personas con dos peces y cinco panes.

El historiador romano-judío Josefo escribió en las Antigüedades de los judíosque Felipe, hijo del rey Herodes el Grande, «hizo avanzar la aldea de Betsaida, situada en el lago de Genesareth, a la dignidad de una ciudad» y la llamó Julias.

Sin embargo, y por famosa que fuera hace 2.000 años, su ubicación ha sido olvidada. Aunque los estudiosos no se dan por vencidos en su investigación y hay  dos contendientes principales para la Betsaida bíblica junto al Mar de Galilea: los sitios arqueológicos de e-Tell y el-Araj.

El profesor Rami Arav de la Universidad de Nebraska en Omaha ha estado defendiendo el caso de e-Tell (que solo significa «el montículo») durante casi tres décadas, y enfatiza que ha sido aceptado como el «verdadero Betsaida» por el departamento estatal de Topónimos.

Así e-Tell aparece como “Bethsaida” en los mapas oficiales. Él y sus colegas han estado publicando artículos académicos argumentando el caso de e-Tell desde 1988 hasta la fecha y refutando el caso de el-Araj, que es promovido por el profesor R. Steven Notley del Nyack College, Nueva York y Mordechai Aviam del Kinneret College en el mar de Galilea.

Tanto e-Tell como el-Araj están bastante cerca el uno del otro por el río Jordán que desemboca en el norte del mar de Galilea. Cualquiera podría adaptarse al carácter bíblico de Betsaida como pueblo de pescadores.

Arav, sin embargo, sostiene que, en todo caso, el-Araj era un campamento del ejército romano y e-Tell, era Betsaida, la encarnación posterior de la capital del reino bíblico de Geshur.

Entre los descubrimientos en e-Tell se encuentran fortificaciones monumentales y una puerta de la ciudad, así como graneros y otras instalaciones de almacenamiento de alimentos y una estela que representa al dios de la luna. Claramente, la ciudad de e-Tell tuvo una gran importancia en la Edad del Hierro. Arav y sus colegas la han identificado como la capital del reino de Geshur de la Edad de Hierro, según los hallazgos y su ubicación.

Además, una hipótesis señala que Betsaida aparece en la Biblia hebrea como Zer; que podría ser plausiblemente la capital de Geshur; y e-Tell cuenta con ruinas monumentales propias de una ciudad que fuera capital de un reino de la Edad del Hierro.

Posteriormente a la Edad del Hierro, Beit-tzaida – Betsaida, aparece en el Nuevo Testamento y en las obras del historiador judío-romano Josefo, quien escribió sus obras a fines del siglo I d.C. (El Nuevo Testamento fue escrito en griego y la ortografía Betsaida es la transliteración latina del alfabeto griego).

Dondequiera que estuviera la ciudad, las referencias a Betsaida desaparecen en el siglo III d.C.

Su perdición no se debió al ataque de fuerzas enemigas, como sucedía tan a menudo en aquellos lugares. Fue un terremoto. En el año 363 d. C, un poderoso terremoto sacudió Galilea y otro llegó dos años después. Los deslizamientos de tierra crearon presas en el río Jordán y junto a las modificaciones sufridas en el mar de Galilea, la llanura de Betsaida se llenó de sedimentos y los pescadores tuvieron que trasladar sus operaciones a otro lado.

Fuente: Fuente Latina

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad