Menu

Conoce 3 versículos sobre la importancia de los buenos fundamentos

Un fundamento es una base en la cual construyes algo nuevo, es un punto de apoyo antes de hacer una casa o un edificio. Así ocurre en nuestras vidas, por eso es imprescindible que antes de construir algo importante esos cimientos estén afianzados en la Palabra de Dios, con el propósito de que crezca fuerte, alto y capaz de resistir cualquier adversidad.

Como cristianos nuestros fundamentos deben ser estructuras espirituales. La mejor base que podemos tener es construir sobre una roca sólida, y la Palabra de Dios refiere que esa roca es Jesucristo. “Y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo”. 1 Corintios 10:4. Así como en la construcción la arena, la arcilla y la roca polvorosa son elementos débiles, así ocurre con nuestras vidas, todo ello que nos debilita nos hace caer debe ser desechado y edificar sobre un soporte sólido en Dios.

Los fundamentos en la vida cristiana son tan importantes que sin ellos basados en la Palabra no se puede alcanzar una madurez espiritual. Somos parte del Reino de Dios, y es él quien nos va a guiar para ir aprendiendo e ir edificando a pasos firmes.

Versículos edificantes

“Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo». 1 Corintios 3:10-11

“Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. Semejante es al hombre que, al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa”. Lucas 6: 47-49

“Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo”. 1 Pedro 2:5

Por Andreina Fersaca

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad

error: ¿Preguntas info@altar7.com?