Menu

Comprueban científicamente que ser creyente alarga la vida

La revista digital Social Psychological and Personality Science, publicó un estudio realizado por especialistas de la Universidad Estatal de Ohio en Estados Unidos, que revela que los creyentes en Cristo Jesús tienen más larga vida que los ateos, con una media de cuatro años más como promedio.

Según el estudio revelado por el mencionado medio de comunicación, se analizaron miles de obituarios publicados en diarios de papel y digital entre los años 2010 al 2012, demostrando científicamente, que los creyentes tienen una mayor longevidad que los ateos.

El análisis tuvo una primera etapa de 500 obituarios de periódicos de Iowa y una segunda que incluyó todo los Estados Unidos, sumando 42 ciudades y tomando en cuenta 42 periódicos, un medio de comunicación por cada zona.

Explican que el tema de los obituarios es una base muy interesante para conocer las preferencias religiosas de las personas, porque con regularidad en los Estados Unidos se les agrega ciertas referencias de sus creencias; algunos nombran la capilla donde se realizarán las honras fúnebres, otros hacen mención a su fe cristiana y otros datos importantes que arrojan buena información para el trabajo investigativo.

Según la investigación, muchas de las personas creyentes suelen participar en organizaciones sociales, voluntariado, evangelización, encuentros, grupos pequeños y actividades de las iglesias, lo cual ayuda a una socialización mayor y a liberar estrés, al tiempo que a espiritualizar la vida, teniendo espacio para Dios y relacionándose con un ser superior que brinda paz, ánimo, fe y esperanza, a pesar de las vicisitudes de la vida.

A lo anterior, según el estudio, hay que agregarle el hecho de que una persona que se acerca al Señor, suele dejar vicios que dañan su salud, precisamente por el convencimiento de que el cuerpo es “Templo del Espíritu” y que no debe dañarlo. Un ejemplo es que si la persona tiene un arrepentimiento genuino y abandona el alcohol, drogas y cigarrillo, ya tiene una ganancia y beneficios para su vida sana.

Los autores del estudio mencionaron que todavía faltan por conocer muchos de los factores positivos que aporta el ser creyente, lo que quiere decir que el trabajo investigativo aún no termina por parte de los especialistas de este centro de estudio, quienes están realizando una labor extraordinaria a nivel científico.

Por Andreina Fersaca

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad

error: ¿Preguntas info@altar7.com?