Menu

Anhelar el silencio es un paso para escuchar la voz del Espíritu Santo

Muchos de nosotros nos hemos sentido en alguna ocasión abrumados por el ruido. Diariamente nuestras vidas están inmersas en un constante sonido que a simple vista no aturde, pero si no encontramos una balanza a medida que va pasando el tiempo, entre el tráfico, el sonido de los celulares, música a todo volumen, personas que hablan en un tono alto, o cualquier otro generador de sonido, nos llegamos a sentir abrumados.

El ruido en oportunidades llega a generar caos es nosotros, nos perturbamos y no tenemos lugar para el descanso. Es importante que en medio de todo esto anhelemos el silencio, cuando lo logramos  nuestra mente descansa y sentimos paz y tranquilidad.

Cuando logramos ese descanso mental y físico es cuando viene la reflexión, el encuentro con nosotros mismos, nuevas ideas, la creatividad aflora y la nuestro cuerpo se reconforta. Justo cuando estamos en silencio podemos hablar confiadamente con nuestro Padre Celestial y descansar en sus brazos, de esta manera podremos escuchar la voz del Espíritu Santo.

“Entretanto el hombre la observaba en silencio, para saber si el Señor había dado éxito o no a su viaje”. Génesis 24:21 En la Biblia podemos encontrar varios pasajes que nos muestran como los grandes hombres que siguieron a Dios hicieron silencio para encontrarse con el Padre Celestial y escuchar sus instrucciones.

Moisés, Abraham, Isaac, David, son solo algunos de los hombres que entraron en su aposento y callaron, pudieron estar en descanso y en medio de esa soledad experimentaron un cara a cara con Dios. Estos momentos marcan siempre un antes y un después es nuestras vidas.

Es tiempo de reflexionar y alejarnos un poco del ruido, lograr apartarnos de nuestro día a día, los quehaceres, el trabajo, las obligaciones y llegar al punto en que solo puedas escuchar la voz de Dios, y el momento en que puedas experimentar la paz que sobrepasa todo entendimiento humano y puedas renovar tu mente y tu fe.

Por Andreina Fersaca

 

 

 

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad

error: ¿Preguntas info@altar7.com?