Menu

7 características que producen un conflicto interior

Para poder entender algunas de nuestras reacciones o actitudes debemos revisar nuestro interior. En ocasiones tomamos algunas decisiones que no entendemos porque lo hicimos. Tal vez contestamos mal ante una respuesta, ponemos mala cara, nos enojamos fácilmente, no podemos expresar amor, en fin, muchos sentimientos que ni nosotros mismos entendemos la razones.

Existen 7 características que podemos determinar producen un conflicto en nuestro interior y enciende alarmas en nuestra vida, si las conocemos pudiéramos tomar la importante decisión de entregárselas a Dios para que él las sane y nos libere de tal esclavitud.

  1. El aislamiento: Es el tipo de persona que vive en una burbuja, es decir no tiene grandes amigos, no es sociable y prefiere vivir aislado. La responsabilidad siempre es de los demás, y su excusa es que nadie le entiende.
  2. Atención: Nos sentimos valorados si todo gira en nuestro interior. Muchas personas obtienen victorias, pero con el propósito de ser líderes para ser tomados en cuenta. Es decir, todo depende de la aprobación de la gente hacia ellos, y constantemente estamos trabajando para agradar a los demás y de esta manera ser aceptados.
  3. Susceptible: Sentirse demasiado susceptible es una característica del que no resiste un consejo, una crítica constructiva. Todo le cae mal y si opinan sobre su vida se aleja, este es su mecanismo de defensa.
  4. Posesivos: Son personas que creen que todo les pertenece y es que desde pequeños se acostumbraron a que todo era de su propiedad. Este tipo de seres humanos son celosos enfermizos y causan problemas a los demás.
  5. Perfeccionista: Siempre ven lo negativo en todo y se les dificulta disfrutar de algo si no está de forma perfecta. Le cuesta pedir ayuda y todo lo logra solo, creyendo que si no es por su intervención nada hubiera quedado bien.
  6. Proyectarse: Tienen temor al socializarse, temen proyectarse al mundo exterior.
  7. Crítica: La culpa es de todos y las personas tiene grandes cantidades de defectos que es necesario comentarlos. Son personas que ven que todo está mal y la responsabilidad es de los demás.

De estos 7 puntos es posible que alguno de nosotros lo tengamos, y es allí cuando es necesario entrar en la intimidad con el Señor y presentárselas para él las sane con su poder y amor. Culparnos no soluciona nada, solo Dios es el único que puede llegar hasta nuestro interior y restaurarnos.

Por Andreina Fersaca

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad

error: ¿Preguntas info@altar7.com?