Menu

6 características de una iglesia que ama a Dios

En el mundo hay miles de iglesias establecidas para alabar al Padre y comparten la Palabra de Dios. Muchas de ellas con grandes cantidades de asistentes, otros un poco menos, lo que, si es cierto, es que cada una de ellas debe cumplir el propósito de dar a conocer en amor de Dios y encargarse de cumplir el llamamiento de ir y hacer discípulos.

“Pues, así como en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, que somos muchos, somos un cuerpo en Cristo e individualmente miembros los unos de los otros”. Romanos 12:4-5. Una iglesia que ama al Rey de Reyes debería tener ciertas características especiales. Hoy te regalo 6 de ellas para que puedas congregarte en la más especial.

1.- Quedarse donde está Dios: Es importante que en la iglesia donde te estés congregando sientas la presencia de Dios, estés seguro que es allí donde él te está hablando y edificando. Una iglesia debe buscar la presencia del Señor y anhelarla.

2.- Servirle a Dios: Servirle al Señor debe nacer del corazón de cada hermano en Cristo. Cuando el liderazgo haga el llamado a trabajar en la obra de Dios esa respuesta no debe ser condicionada, debe atenderse con amor y entrega, la razón es porque trabajamos para el Señor, que es nuestro Padre Celestial.

3.- Prospera: Las congregaciones deben manejar el significado de prosperidad, y no se trata nada más de un crecimiento económico o de posesión de bienes, tiene que ver también con un crecimiento espiritual y con que las congregaciones crezcan en número de personas para continuar la obra de Dios.

4.- Visión: Una iglesia debe tener visión, antes de recibir el llamado del Señor de aperturar un lugar para alabarle, debe haber un enfoque y un camino a donde se quiere llegar. La visión es lo que va a determinar las metas que se quiere lograr como congregación.

5.- Sacudirse de la cueva: Muchas congregaciones solo trabajan en el interior de la estructura, es decir sus actividades, servicios y todo lo que emprenden lo realizan en la iglesia, pero ¿están cumpliendo con el llamamiento?, una iglesia no puede encuevarse, debe salir a la calle a predicar el evangelio, ir y hacer discípulo, buscar a los quebrantados de corazón y enseñarles el amor de Jesús.

6.-Santidad: Es importante que en las congregaciones prevalezca la santidad, personas que estén apartadas para Dios, alejados del pecado y dispuestas a vivir en lo sobrenatural. Nuestro Padre celestial se mueve en lo espiritual y cuando hay pecado el mover de Dios disminuye y su presencia no podrían sentirse a plenitud.

 Por Andreina Fersaca

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad

error: ¿Preguntas info@altar7.com?