Menu

5 roles del hombre en la familia

Desde la creación del mundo Dios bendijo a la pareja y le dio a cada uno el mismo grado de responsabilidad. El hombre y la mujer cuando se casan forman un equipo, se aman, protegen, ayudan y se convierten en uno solo. Esas bendiciones que Dios ha prometido permanecen sobre el matrimonio siempre y cuando ambos caminen con el Señor y sean obedientes a su Palabra.

El hombre tiene unas responsabilidades específicas y en Génesis 2:15-25 vemos que nuestro Padre Celestial desde la creación comenzó a darle instrucciones a Adán para que asumiera su rol. “Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase”.

1. Proveedor: La voluntad de Dios es que el hombre sea el proveedor de su familia, el trabajador, el que se encargue de llevar el sustento diario para su esposa y sus hijos. Desde un inicio, el Señor le dio la responsabilidad al hombre para que trabajara la tierra y sacara alimento productor de su labor. “Pero si alguno no provee para los suyos, y especialmente para los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo”. 1 Timoteo 5:8

2. Obediente: Dios demanda que el hombre cumpla su Palabra. La obediencia trae bendiciones infinitas y existen muchas promesas que indican que nuestro Padre Celestial derramará abundancia del cielo para quienes le obedecen. “Si realmente escuchas al Señor tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos que hoy te ordeno, el Señor tu Dios te pondrá por encima de todas las naciones de la tierra”. Deuteronomio 28:1

3. Destino: El hombre es el que marca el destino de su familia, hace de sus hijos los hombres y mujeres más felices o más infelices, es la cabeza del hogar y quien dirige el barco para dirigirlo al camino que él decida sea el correcto para el hogar, la razón es porque es la autoridad de su casa.

4. Protección: Dios como cabeza del hogar tiene la responsabilidad de proteger a la familia, es el fuerte y la autoridad, es quien debe salir a la batalla por ella y mantenerla a salvo. Es importante entender acompañará al hombre en esta lucha y la victoria será del matrimonio como equipo. “Sean fuertes y valientes. No teman ni se asusten ante esas naciones, pues el Señor su Dios siempre los acompañará; nunca los dejará ni los abandonará”. Deuteronomio 31:6

5. Sabiduría: El hombre debe ser sabio al momento de formar una familia. En ocasiones vemos que muchos de ellos comienzan con mucho entusiasmo, pero en algún momento de su vida abandona a su mujer y a sus hijos si siquiera asumir ningún grado de responsabilidad. Para poder construir un matrimonio se debe tener visión de futuro y estar seguro de que tiene la suficiente madurez para entender que al unirse a la mujer serán uno sólo y juntos caminarán hacia la felicidad.

Por Andreina Fersaca

¿Qué piensas de esta nota?


Publicidad

error: ¿Preguntas info@altar7.com?