Menu

UNESCO declara patrimonio mundial el «Jardín del Edén»

UNESCO-declara-patrimonio-mundial-el-«Jardín-del-Edén»Las tierras húmedas del sureste de Irán, que muchos creen como la ubicación del antiguo Jardín del Edén, son ahora un sitio del patrimonio mundial de la UNESCO.

Los vastos pantanos de Ahwar son alimentados por los ríos Tigris y Éufrates. Además, son el hogar de uno de los ecosistemas más diversos del mundo. La UNESCO describe que la región data del “4º y 3er milenio a.C.” y que es verdaderamente “única”. Pero no siempre fue así.

Cuando el dictador Saddam Hussein gobernó Irak con mano de hierro, vació casi por completo los pantanos para castigar a los habitantes árabes por rebelarse contra su reinado. Lo que antes era uno de los lugares más fértiles del mundo se convirtió en un desierto.

Los habitantes de los pantanos inundaron las zonas húmedas después de que Hussein fue derrocado.

Aunque en los últimos años, los pantanos se han utilizado para el contrabando de drogas y armas y mantener rehenes para pedir rescate, muchos consideran que es un reflejo del paraíso en la tierra.

Muchos creen que el gran humedal puede ser la ubicación de del lugar bíblico Jardín del Edén, el paraíso en el que Dios una vez visitó a su preciada creación, Adán y Eva.

“La Biblia describe el área alrededor del jardín en Génesis 2, incluso utilizando reconocibles nombres de lugares como Etiopía. Menciona un manantial en el jardín del cual se dividen cuatro grandes ríos, incluido el Éufrates”, dice el Dr. John Morris, del Instituto de Investigación de la Creación. “Esto ha llevado a muchos, incluyendo estudiosos de la Biblia, a la conclusión de que el Jardín del Edén estaba en algún lugar en Oriente Medio, conocido hoy en día como el valle del río Tigris-Éufrates”.

Pero Morris es escéptico de que el antiguo Jardín del Edén, descanse hoy en día en los pantanos de Ahwar. Él cree que otro pedazo de la historia bíblica destruyó la posibilidad de que el descubrimiento de lo que hoy es el Edén, esté inundado.

“Tal como se describe en Génesis 6-9, la inundación habría reestructurado por completo la superficie del globo”, dijo Morris. “Hubiera hecho importantes inundaciones – erosionado la superficie de la tierra en una zona y volver a depositar los sedimentos en otro lugar”.

Él dijo que la tierra se ve muy diferente de lo que era hace unos pocos miles de años.

“Sin presencia topografía subterránea o superficial, posiblemente podían soportar cualquier parecido con el mundo antes de las inundaciones”, explicó.

Por lo tanto, aunque muchos creen que los pantanos de Irak pueden ser apreciados por su biodiversidad, hay poca evidencia de que sean en realidad el hogar del Jardín del Edén.

Fuente: CBN.


Publicidad