Menu

Tecnología israelí: La maleta convertida en robot acompañante

tecnología-israelí-maleta-robot

El mejor amigo del hombre no sólo es el que tiene cuatro patas. También puede caminar de forma autónoma con ruedas y mostrar absoluta fidelidad. Es la maleta-robot. El Start Up, uno más de la inagotable cantera tecnológica israelí, que debe facilitar la vida del viajero.

Gracias a una aplicación y la señal de Bluetooth, la maleta de la pequeña empresa Nua Robotics sigue a su dueño a todas partes. De hecho, sigue a su smartphone a través de su sistema de navegación. Con una comercialización prevista a finales del 2016, el amigo alcanza los cinco km/hora. “Por motivos de seguridad es la velocidad actual pero si queremos podemos aumentarla a 7 y 8”, asegura el director general de la compañía israelí y uno de sus jóvenes fundadores, Alex Libman.

En una entrevista a ELMUNDO.ES, añade: “Uno de nuestros objetivos es que la robótica entre en la vida cotidiana y nos facilite la vida”.

Más allá de liberar las manos y ahorrar esfuerzos físicos, tiene otra ventaja. A diferencia de las maletas convencionales, no se pierde. O al menos parece mucho más difícil. El smartphone indica en todo momento su localización, recorrido, peso y estado de la batería (recargable). El prototipo permite cargar la batería de otros accesorios como el móvil, el ordenador portátil o el iPad.

Armada con sensores y una pequeña cámara, la valija puede sortear los obstáculos (estáticos y en movimiento) que se le presenten en el recorrido de superficie plana.

Si el dueño de la maleta quiere que deje de seguirle, añora su contacto o simplemente no desea tener las manos libres, sólo tiene que retirar la batería. En ese momento, dejará de ser robot y volverá a su condición de equipaje, en muchos casos incómodo.

Como numerosas empresas de altas tecnologías en Israel que forman el llamado “Start Up Nation”, Nua Robotics empezó en el cerebro de varios amigos que se juntaron en torno a una idea. Tres estudiantes de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Libman, Liat Akerman y Guy Cherni crearon la compañía en el 2014. Para este proyecto recaudaron 300.000 dólares.

Su maleta fue una de las estrellas del Consumer Electronic Show 2016 (CES) celebrado en Las Vegas. No está mal para la empresa de Jerusalén que tiene sólo cuatro empleados. “Aún estamos en shock por la gran respuesta que ha tenido”, confiesan en la sede de Jerusalén.

Los jóvenes emprendedores israelíes destacan que la maleta incluye un sistema de alarma antirrobo que avisa al usuario de forma inmediata. “Si alguien por cualquier motivo consigue robar la maleta no puede hacer nada con ella porque sólo el usuario tiene el control del sistema. Para el ladrón sería un paquete más sin uso alguno”, nos dice Libman.

Según él, el sistema puede ser importante para aquellos que tengan problemas con llevar peso además de permitir la permanente comunicación con la maleta.“Cualquier objeto puede ser inteligente y robótico”, concluye. La tecnología robótica aplicada en este caso a las maletas y en adelante a utensilios como un carrito de compra.

En la empresa, esperan ver su producto en el mercado antes de que finalice el año. Aún no hay un precio establecido pero se especula que rondará los 400 dólares. Todo para que la maleta se convierta en un silencioso y pequeño acompañante.

Fuente: El Mundo.es


Publicidad