Menu

Operación Bendición Filipinas cumple 20 años de impactar vidas

Operación-Bendición-Filipinas-cumple-20-años-de-impactar-vidas

Operación Bendición cumple 20 años al servicio de la comunidad en Filipinas. Millones han sido beneficiados con los aportes de este ministerio, que busca dar apoyo material, pero el objetivo principal es demostrar el amor de Dios en medio de las tragedias.

Sin importar el costo, el personal y los voluntarios dedicados al brazo humanitario de CBN alcanzan a los necesitados. Operación Bendición Filipinas inició en 1996 cuando realizó su primera misión médica con doctores y ayudantes locales.

“En Operación Bendición Filipinas, una de las consignas es que queremos dar una mano, no solo una donación. Y así, la singularidad de esto es el cambio significativo de la vida, donde damos a la gente una esperanza y un futuro”, dice Gordon Robertson, fundador de Operación Bendición Filipinas.

A través de los años, Operación Bendición Filipinas ha pasado de ayudar familias a crear comunidades.

“Después de ese horrible tifón que devastó a Tacloban, Operación Bendición estuvo allí 24 horas después brindando alimento, agua, refugios temporales y ayuda médica a personas en gran necesidad. Pero, no nos detuvimos allí. Aquí estamos, 2 años y medio después, y trabajamos para darles casas a los necesitados, con la meta de completar una aldea entera con casas nuevas que resistirán a los tifones y no podría estar más orgulloso de su esfuerzo realizado”, indica Robertson.

“Gracias, Operación Bendición. Ahora tenemos una nueva casa y tengo un gran lugar dónde puedo jugar”, comenta Lance Dasmarinas, beneficiario de una casa.

La doctora Kim Pascual (madre del ministerio) dice cuál es la fuerza que impulsa este éxito.

“Primero, debemos dar gracias a Dios por todo lo que Él ha hecho. La fuerza impulsora es la pasión, pasión para amar a las personas, pasión para servir a Dios y pasión para amar más a Dios”, dice Pascual.

“Cuando vemos personas en necesidad ¿Qué podemos hacer para ayudarles? ¿Cómo podemos traer el Reino de Dios del cielo a la tierra, a sus vidas, de manera que tengan esperanza y un futuro? Esa es la promesa de Dios para ellos”, dice Robertson.

Entre tormentas, inundaciones, conflictos armados y otros, no solo se trata de brindar provisiones para las personas en necesidad, sino dar un mensaje de paz, de esperanza y de amor que inspire y genere vidas trasformadas.

Fuente: CBN.


Publicidad