Menu

La estrella de la NBA, Stephen Curry, dejó Nike para poner Filipenses 4:13 en sus botas

estrella-NBA-Stephen-CurryLa estrella de la NBA y base de los Golden State Warriors, Stephen Curry,  finalmente firmó con Under Armour, que sí aceptó incluir una alusión a su fe en Jesús en el calzado deportivo.

CurryLos Warriors de Stephen Curry, es el primer equipo de la NBA que llega a 50 triunfos en solo 55 partidos. Curry, base y estrella del equipo, con 36 puntos y 126 partidos seguidos metiendo al menos un triple en cada uno de ellos está a uno solo de lograr un nuevo récord.

Tener a Stephen Curry, el jugador más valioso de la actual NBA, vistiendo su ropa deportiva sería un gran empujón en el mercado para cualquier marca. Por eso le ofreció Nike la temporada pasada un contrato millonario, más de dos millones y medio de dólares.

Pero antes de firmar, el jugador nacido en Akron puso una condición a los diseñadores de sus botas: que pusieran en ellas (Filipenses) “4:13” y una mención a su texto preferido de la Biblia: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (“I can do all things through Christ who strengthens me”), algo que Nike no vio bien, abandonando todo intento de acuerdo al mantenerse Stephen firme en su petición.

Botas de CurryTiempo atrás, Curry se tatuó en sus manos la inscripción “4:13”, aludiendo al mismo texto de la carta del apóstol Pablo a los Filipenses en el Nuevo Testamento.

Esta decisión de la marca Nike fue inmediatamente aprovechada por su competidor Under Armour. Diseñó las zapatillas de la estrella de los Golden State Warriors, y esperan que Curry les lleve a desbancar de la primera posición de ventas a Nike.

Por este motivo, la gente de Under Armour se jugó el todo por el todo y decidió poner 4:13 en los cordones y la cubierta de las zapatillas oficiales Curry One, con el texto “I can do all things”.

UNA ESTRELLA QUE DA LA GLORIA A JESÚS

Curry explica a los medios el gesto que repite constantemente sobre el parqué, durante los partidos. “Golpeo mi pecho y apunto al cielo, simboliza que tengo un corazón para Dios. Lo hago cada vez que salto a la pista, así recuerdo para quién juego”.

“La gente debe saber a quién represento y por qué soy como soy, soy así gracias a (Jesús) mi Señor y salvador”.

El año pasado, el base de los Warriors recibió el galardón como el mejor de los más de 500 jugadores que compiten en 30 equipos profesionales de la NBA. Curry quedó primero tras la votación de los periodistas especializados, por delante de James Harden (Houston Rockets) y el llamado sucesor de Michael Jordan, Lebron James.

En la ceremonia de entrega del premio, Curry dijo ante los asistentes y los medios de comunicación: “Antes que nada y en primer lugar quiero dar las gracias a mi Señor y salvador Jesucristo, por bendecirme con las aptitudes para jugar al baloncesto, por darme una familia que me apoya cada día. Soy un humilde servidor de Dios y no sabría cómo explicar cuán importante es mi fe en quién soy y cómo juego este deporte”.

Fuente: Protestante Digital.


Publicidad