Menu

Judíos y árabes dan ejemplo compartiendo juntos en universidad

Judíos-y-árabes-dan-ejemplo-compartiendo-juntos-en-universidad

Las tierras de Judea y Samaria forman parte de la promesa bíblica de Dios para el pueblo judío. Ahora, esta región es conocida por la mayoría como Cisjordania y es una tierra en disputa entre israelíes y palestinos. Ahí, se ubica la reconocida Universidad Ariel, donde estudiantes judíos y árabes dan el ejemplo trabajando y estudiando juntos.

Sin embargo, la institución denuncia que Estados Unidos y Europa tratan de boicotearla por ayudar al desarrollo de las buenas relaciones entre los estudiantes de ambos pueblos.

La Universidad Ariel se ubica en los montes de la bíblica Samaria. Establecida en 1982, la escuela pretende mejorar la educación superior local, en especial en ciencias, ingeniería y salud.

¿Cuál es el propósito de un acelerador de partículas? ¿Cada hogar necesita uno?

“Sí hay uno en cada hogar”, contesta Aharon Friedman.

¿En serio?

“Sí en un horno de microondas existe un acelerador de partículas y eso crea la radiación”, asevera Friedman.

El profesor Friedman dice que hay pocas de estas máquinas en el mundo.

“La principal investigación en la que trabajamos es sobre el cáncer. Descubrimos una radiación en particular que causa que células cancerígenas se maten a sí mismas”, explica Friedman.

¿Se matan a sí mismas?

“Sí”, dice el profesor.

Es ponerlas en una misión suicida.

“Exactamente”, continua diciendo. Pero, todas las células sanas siguen bien.

La universidad se ubica en Ariel, conocido como la Franja Occidental en lo que los palestinos quieren que sea su futuro estado. También es tierra prometida a los judíos, como herencia bíblica eterna.

Pero han sido boicoteados algunas veces.

“Hemos sido boicoteados”, dice Friedman.

¿Quién los ha boicoteado?

“Gobiernos europeos. El Departamento de Estado de los Estados Unidos”, asevera Friedman.

Curiosamente, pese a la política, la universidad representa un modelo de coexistencia. 15 mil judíos y árabes israelitas estudian aquí, juntos y sin problemas.

Varios alumnos conversaron con CBN News. Shira, una mujer judía de Nueva York; Efrat, una mujer religiosa israelí; Eli Ron, un soldado; Yasser, un árabe israelí y Yossi, cuya familia inmigró de Etiopía.

¿Por qué decidieron venir a la Universidad Ariel?

“Buscaba un buen programa de psicología y un cuerpo estudiantil ecléctico y lo encontré aquí”, contesta Shira.

Ok, ¿y el resto por qué?

“Por lo profesional. El departamento profesional que hay aquí, en especial en el área de comunicación”, responde Efrat.

“Las personas son muy cálidas y felices. Los maestros también. Es una universidad pequeña así que pueden cuidar a cada alumno que ven”, dice Yossi.

¿Están de acuerdo con lo que dice sobre el ambiente, las relaciones?

“Es un buen ambiente. Mi relación con los demás es buena y no tengo problemas con nadie”, dice Yasser.

¿Alguno de ustedes tiene problemas con familiares porque han escogido estudiar aquí?

“Hay muchos árabes hostiles por aquí y hay muchos incidentes, así que los padres se preocupan por sus hijos”, indica Yossi.

Parece que ustedes son un modelo a seguir para el resto del país, entre judíos, árabe y otros, ¿es así?

Todos afirman.

“En el apartamento los vecinos son árabes y tenemos una buena relación. No tenemos problema alguno”, dice Eli Ron.

¿Están sorprendidos por cuán efectivos son ustedes?

“No me sorprende. Tengo que ser parte del sistema que envía un mensaje a todos. Las personas recuerdan este lugar por malos tiempos, cuando las cosas eran difíciles o por mala publicidad en los medios. Pero, nadie realmente viene para ver lo que ocurre, así que no saben”, comenta Yossi.

“Tal vez cambiemos algo, porque creo que la gente piensa que es un lugar muy difícil o inseguro, pero eso no es verdad”, dice Efrat.

El rector Yigal Cohen-Orgad otorga el éxito de la universidad a la creación de un ambiente informal donde los estudiantes se ven cara a cara.

¿Tienen muchos conflictos aquí en la universidad?

“Gracias a Dios no, para nada. Hemos pasado dos intifadas en Israel. No hubo ni una noche o día de tensión entre judíos y árabes que estudian aquí…”, dice Yigal.

Pese a sus investigaciones, y una vida estudiantil tranquila en un área rural, algunos ven a la Universidad Ariel como un lugar controversial.

¿Han tenido problemas con la comunidad internacional u otros israelitas?

“No tenemos problema con otras universidades e institutos de investigación… Tenemos problemas con muchos gobiernos. Primero, en Europa y parte del gobierno estadounidense, por ejemplo el Departamento de Estado, que nos trata de boicotear formal e informalmente”, comenta Yigal.

¿Por qué?

“Porque creen que no tenemos derecho como judíos de vivir aquí en Samaria”, dice Yigal.

¿Tienen esperanza en el futuro, por la paz para Israel?

“Estoy seguro que algún día tendremos paz con nuestros vecinos árabes, basado en ese entendimiento estamos aquí para quedarnos y encontraremos cómo vivir en paz”, afirma.

Fuente: CBN.


Publicidad