Menu

Hospital ELWA en Liberia es dedicado a Dios

Franklin Graham, presidente de Samaritan’s Purse, se une los líderes de Liberia en la dedicación a Dios del hospital-misionero en Monrovia.

Hospital ELWA en Liberia es dedicado a DiosCuando el virus del Ebola se propagó en Liberia a inicios del 2014, el Hospital ELWA en Monrovia fue la primera línea de batalla para salvar vidas y detener el brote mortal. Fue en este hospital donde Samaritan´s Purse creo una unidad de tratamiento para atender a los pacientes de alto riesgo. “Ya se habían iniciado los trabajos de construcción de las nuevas instalaciones del hospital en la capital de Liberia, pero todos los esfuerzos se tornaron a atender a los pacientes de Ébola. Más de 4,800 personas murieron y alrededor de 10,500 fueron infectados” Comenta Franklin Graham, presidente de Samaritan’s Purse. “Cuando el país fue finalmente declarado de Ébola a inicios del 2015, reanudamos la construcción en ELWA y las nuevas instalaciones, las cuales son el doble de tamaño del actual hospital, y ahora estamos listos para recibir a los pacientes”.

El pasado sábado 22 de Octubre en las instalaciones del hospital, se llevó a cabo una ceremonia de dedicación en la cual además de Franklin, participaron la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, el vice presidente, Joseph Boakai, miembros del gabinete de gobierno, el ministro de salud, diplomáticos, líderes de la iglesia y personal de Samaritan’s Purse.

Graham habló sobre el leproso que se encontró con Jesús y fue sanado por él, como está registrado en el capítulo 8 del Evangelio de Mateo. Comparó el estigma y el horror de la lepra al Ébola, y recalcó que Jesús se preocupó por los enfermos y los que sufren tanto en aquel día como hoy en día. “Nuestro Señor no se dio la vuelta, no corrió”, dijo Graham. “Jesús extendió la mano y tocó al hombre. Dijo: sé limpio. Y al instante su lepra desapareció”. Continuó su discurso relatando el incidente cuando estando Jesús en una barca con sus discípulos durante una tormenta en el mar de Galilea. “Los discípulos perdieron la esperanza. Su nación ha pasado por algunas tormentas. Tal vez ha habido momentos en los que se ha perdido la esperanza”, dijo. “Es por eso que estamos aquí en Liberia. Queremos que este hospital sea un testimonio. Deseamos que las personas depositen su fe y confianza en el Dios vivo y en su hijo Jesucristo. Si ponemos nuestra fe y confianza en Él, no tenemos que preocuparnos por las tormentas que llegan a nuestra vida. Sabemos que estamos a salvo y seguros en Sus manos”.

Día de Acción de Gracias

La ceremonia no se realizó únicamente para celebrar la apertura de un nuevo hospital, sino para celebrar y recordar la fidelidad de Dios. Dios permitió la construcción de ELWA y unió a los Liberianos y al personal de Samaritan’s Purse durante la crisis del Ébola, para demostrar el amor de Dios durante los tiempos más oscuros.

Ellen Johnson Sirleaf, presidenta de Liberia desde 2006, se dirigió a los cerca de 500 asistentes de la ceremonia diciendo:

“El nuevo hospital es un monumento a la larga amistad y el amor de Dios por Liberia. Su amor se ha mostrado de muchas maneras. Este símbolo nos da esperanza, nos da fuerza y determinación. Liberia se está levantando”.

rjx8_16113usg972elwalandscape-1Cuidando a los pacientes en el nombre de Jesús

El hospital ELWA fue fundado en 1965 por la organización Serving in Mission (SIM). Este es el hospital donde el Dr. Kent Brantly, un post-resident de Samaritan’s Purse, estaba trabajando cuando contrajo Ébola. Él y Nancy Writebol, que también fue diagnosticaada con Ébola mientras prestaban servicios en ELWA, fueron trasladados a los Estados Unidos y recibieron tratamiento en la Universidad de Emory en Atlanta, GA. El pasado 21 de agosto marcó el segundo aniversario de esta situación. [La historia completa de la lucha de Samaritan’s Purse contra el Ébola, podrá ser vista próximamente en cines en la película Facing Darkness]

El hospital ELWA ya trata a miles de personas de Monrovia, con la expansión y renovación de las instalaciones del hospital ELWA, este se encuentra en mejor posición para continuar proporcionando el cuidado compasivo y de calidad a los pacientes. Dr. John Fankhauser, director ejecutivo del hospital, dijo que las nuevas instalaciones también ayudarán a tener una mayor influencia en la comunidad. “Es un hospital que ha visto una enorme cantidad de trabajo y vidas son cambiadas dentro de sus cuatro paredes. Esta es una continuación de lo que Dios está haciendo a través de ELWA. Este es un gran paso hacia la modernización,” comentó.

Las nuevas instalaciones de 46,000 pies cuadrados se asientan sobre siete acres e incluye: tres quirófanos, salas masculinas y femeninas con 20 camas cada una, salas de pediatría y obstetricia con 18 camas cada una, siete salas de parto, áreas de pacientes de paso, otra área de pacientes de enfermedades infecciosas, un laboratorio completo y una sala de emergencias.

Además, Samaritan’s Purse proporcionó equipos y suministros médicos, tales como monitores de anestesia, ultrasonido, electrocardiograma y máquinas de rayos X, incubadoras infantiles, bombas IV, un refrigerador para bancos de sangre y ropa de cama de hospital.

Fankhauser espera que ELWA se convierta en un hospital escuela para las nuevas generaciones de doctores. No importa cuánto cambie el interior o exterior del hospital, el objetivo siempre será el mismo: demostrar el amor de Jesucristo. “Nuestra fe cristiana es parte de nuestra esencia aquí – somos cristianos proporcionando cuidado de la salud”, comentó Fankauser. “Somos cristianos primero, y una extensión de nuestra fe es hacer todo lo que podamos para proporcionar una excelente atención a los pacientes como un gesto de amor”.

Samaritan’s Purse pide oración por los pacientes que son cristianos, para que crezcan en su relación con Jesús y puedan conocerlo como su fortaleza y paz. También se pide oración por los pacientes que no conocen a Jesucristo, para que puedan escuchar las Buenas Nuevas a través de ELWA.

Si desea obtener mayor información ingrese aquí: www.samaritanspurse.org/


Publicidad