Menu

Creer para ver: la metodología del éxito en Israel

la metodología del éxito en Israel

Por: JOSE I. RODRÍGUEZ
En un mundo rodeado bajo la filosofía del “ver para creer” Israel es una especie de isla de desarrollo donde la metodología de vida se basa en “Creer para ver” ¡Una diferencia no solo conceptual! La realidad de progreso que se vive en este país está basada en sueños que generación tras generación han ido pasando, como herencia espiritual, de padres a hijos.

Los sueños en Israel forman parte de esa cultura del creer para ver lo imposible, intangible e invisible. Lo que parecía imposible a los ojos de muchos pueblos y naciones se hace realidad en este pueblo de emprendedores, visionarios y soñadores de esperanza. No hay nada que veamos en el presente y que alcancemos en el futuro que no se haya creído antes de verlo hecho realidad.

Visionarios como Moshé Dayán, David Ben-Gurión o como la primera mujer en Israel en ser Primer Ministro Golda Meir mantuvieron presentes la metodología del éxito de creer para ver un renacido Estado de Israel. Todos ellos y muchos más, a lo largo de la historia de Israel, han sido instrumento de cambio para una sociedad acosada y acusada tanto en el pasado como en nuestros días. A pesar del acoso y derribo, al cual está sometido Israel, sigue creciendo, desarrollándose, innovando y progresando como ninguna otra nación.

Creer para ver no es tan solo un concepto situado en el campo de la filosofía o la religiosidad. Además es una metodología de trabajo para crear, desarrollar, producir, compartir y en último extremo para exportar, que es una de las bases de prosperidad del moderno Israel. Las rutas comerciales que Israel abrió, a lo largo de los tiempos, ha permitido que el mundo progrese y sea receptor de los avances más innovadores acordes con su época de creación.

En innovación y patentes en diversos campos científicos, por citar un ejemplo, Israel es referente mundial y destino de aprendizaje de aquellos que tienen sueños por realizar. Los niños y los jóvenes israelíes son receptores directos de la enseñanza más cuidadosamente proyectada para formar a esta generación. Una nación que ya denominamos en su momento como “un país pequeño con grandes ideas” que no para de creer y soñar en clave de futuro.

Israel tiene el mayor número de “startup” o empresas emergentes sustentadas en la tecnología en el ámbito internacional. Jóvenes empresas con jóvenes empresarios impregnados de la metodología de creer para ver, aunque algunos no se den cuenta, que generan una economía fuerte y resistente a los avatares de la economía mundial.

Todos soñamos con alcanzar nuestras metas y objetivos, pero necesitamos además de esperanza, confianza y la adecuada formación en una metodología de trabajo muy definida. Creer y ver es la mejor metodología de trabajo en el ámbito de la fe personal que se sustenta en un intercambio creativo con el Cielo. El único e insuperable centro de formación para soñadores, emprendedores y visionarios de esperanza está por encima de nosotros en el plano físico y dentro de nosotros en el ámbito espiritual.

¡Cree y verás! El Cielo te espera.

Fuente: Murodefensivo.com


Publicidad