Menu

Artistas chinos llevan a millones a los pies de Cristo a través de la música

Artistas-chinos-llevan-a-millones-a-los-pies-de-Cristo-a-través-de-la-músicaChina es un país con una cultura amante de la música, sabiendo esto, los creyentes en Jesús están utilizando esa herramienta para cambiar la vida de aquellos apasionados por las buenas melodías.

Xu Chi fue estrella de rock por 20 años. Él se presentaba en clubes nocturnos y otros locales en China, pero según dice, la fama y fortuna no le llenaba el vacío que llevaba dentro.

“Me tomó algo de tiempo admitirlo, pero el placer era temporal. No llegaba hasta mi alma”, indicó Xu.

Él también dijo como todo eso cambió en un instante y transformó su carrera de cantante.

“Yo estaba leyendo la Biblia y Dios me habló a través del verso de Jeremías 1:7 y 8, el cual dice: ‘No digas, ‘Soy muy joven’, porque adondequiera que te envié, irás, y todo lo que te mande irás. No tengas temor ante ellos, porque contigo estoy para librarte’”, comentó.

Ese pasaje fue como una revelación. Xu dice que supo entonces que el Señor le estaba llamando para hacer algo nuevo con su voz.

“Me di cuenta que mis últimos 20 años como cantante de rock no fueron un desperdicio y que Dios me preparaba para usar la música para compartir su amor”, comentó Xu.

Así que, en lugar de tocar en clubes nocturnos, él empezó a organizar conciertos cristianos alrededor del país. Algo que nunca se había hecho en público y en tan gran escala.

“Cuando salí del negocio del entretenimiento y me comprometí con la iglesia para usar la música para atraer personas para Cristo, mi vida y valores cambiaron por completo”, indicó Xu.

El Señor recompensó su obediencia. “He estado a tiempo completo en mi ministerio musical por casi 3 años ya. ¡Durante estos tres años, cerca de 2 millones de personas han aceptado a Cristo en mis conciertos! ¡Sí, 2 millones!”, dijo Xu.

China ama la música. En un sondeo único en su tipo, publicado a inicios del año, dice que la asombrosa cifra de 977 millones de personas, que es el 75 por ciento de los 1.3 millones de habitantes de China, escucha música regularmente.

Xu sabe que tiene una audiencia cautiva que está abierta a oír del amor de Dios. “Cada vez que piso el escenario, siento la responsabilidad de compartir el evangelio con los no creyentes, hablarles acerca del arrepentimiento y el perdón, y compartir cómo mi vida fue restaurada y renovada”, indicó Xu.

Xu admite que lo que él y otros músicos cristianos hacen para compartir el evangelio en China es enorme. Después de todo, este es un país oficialmente ateo, donde el gobierno usualmente desaprueba el Cristianismo.

Aunque la industria de la música cristiana no se compara con la de Estados Unidos, Xu cree que están abriendo camino.

“La música fue creada por Dios, ¡pero fue robada y envenenada por el diablo! Sembró oscuridad en ella y la usó para descarrilar al mundo. Trato de redimirla con un poderoso mensaje de esperanza que muestra el amor de Dios a las personas y toca su alma”.

Gracias a su ejemplo, más artistas proclaman el evangelio abiertamente en sus cantos.

En años recientes, China ha sido testigo de una explosión de competencias de canto y los cristianos se han destacado en muchos de los concursos a nivel nacional. Entre ellos, Li Wengi, una finalista en una competencia de canto en la versión china de “The Voice”.

A sus 18 años, Li dice entender la presión que sienten muchos colegas en su frenética búsqueda de riqueza.

“Muchas personas hoy, en China, creen que hacer dinero debe ser su meta principal. Entonces sacrifican todo para alcanzar ese sueño. Pero, no trae frutos. Trato de usar mi música para motivar a las personas a buscar a Dios”, dijo.

El padre de Li también es su ‘manager’. Él dice que es increíble que, en su país, su hija pueda salir en televisión nacional y cantar abiertamente sobre Jesucristo.

“Esto no habría sido inaudito hace 30 años. Pero, ahora podemos cantar cánticos de adoración libremente. ¡Sé que Dios continuará haciéndose escuchar entre las naciones!”, comentó Li Yingfeng, padre de Li.

Joseph Cui es pastor de una iglesia en Pekín. Él dice que artistas profesionales como Li y Xu introducen a sus compatriotas un género musical creativo, motivador y que atrae la atención de la gente.

“La música cristiana también influencia otras religiones. Si pone atención a música budista, verá que es muy aburrida, pero ahora sus cantos son más alegres. Han adoptado el poder de la música cristiana para componer canciones nuevas. Creo, que eso muestra que la música cristiana tiene un gran impacto”, comentó Cui.

¡Eso es música para los oídos de Xu! Entre escribir canciones nuevas y dar conciertos cristianos, él intenta ayudar a otros artistas a salir y compartir el amor de Cristo.

“Hay una gran cantidad de músicos que tienen miedo, por alguna razón, de cantar abiertamente de Cristo… Oro que más personas se animen para que otros puedan oír sobre su amor”, concluye Xu.

Fuente: CBN.


Publicidad